El pulpo contra la ciudad | Politify

Facebook Twitter Instagram YouTube

El pulpo contra la ciudad

paro de camiones

Este 1ero de Marzo de 2018 amanecimos en Guadalajara con un nuevo “paro camionero” que impide el normal traslado de miles de tapatíos a lo largo de la ciudad. La suspensión del servicio en realidad es generada por iniciativa de los concesionarios que controlan las rutas de camiones, pues aluden que el gobierno del Estado ha sido insensible y se ha visto indispuesto al dialogo frente a sus planteamientos. La demanda incluida en su pliego petitorio para volver a las actividades y levantar el paro es subir la tarifa hasta los 10 pesos.

Resulta irónica y la vez sombría esta maniobra porque al parar el servicio, detienen su actividad y su razón teórica de ser. Sin embargo lo que se deja entrever detrás es que por oposición se asumen indispensables para el funcionamiento de la ciudad y tratan a las personas como si fuéramos un botín dentro de un mercado de transporte. Cuando en realidad las habitantes y los trabajadores de Guadalajara lo que tenemos  es el derecho a un transporte digno. Libre de negocios particulares o incompetencias gubernamentales.

 Algo evidente a los ojos de todos los tapatíos es que el sistema de transporte sigue siendo peligroso, deficiente y no ha mejorado su calidad en los últimos años. Sumado a todas las circunstancias anteriores, choferes de las rutas en paro comentan que los operadores se quedan sin pago mientras los concesionarios alientan el paro prologado del servicio para presionar en última instancia a la sociedad misma a aceptar un alza que solo beneficiaría a unos cuantos patrones. 

No está de más mencionar que pese a la existencia del Observatorio Metropolitano de Movilidad el servicio de transporte Público no ha mejorado, a la luz del paro queda en evidencia que no se ha mejorado la situación laboral de los operadores, no se han supervisado ni mejorado los derroteros, el modelo empresa ha sido casi letra muerta y la accesibilidad para las personas sordas o en silla de ruedas sigue siendo una cuestión inexistente.

Entre que si la culpa es de la incompetencia del gobierno del estado o de la mafia del pulpo camionero por su intransigencia para modernizarse, o si es culpa de la pasividad general predominante o todas las anteriores, entre que si son peras o son manzanas, lo más indignante de todo es que al final el costo va para quien ni vela tiene en el enredo, los más pobres y excluidos de nuestra metrópoli.

@JuanYvesPalomar

*Politify