Estamos aquí, ya llegamos | Politify

Facebook Twitter Instagram YouTube

Estamos aquí, ya llegamos

estamos aqui, ya llegamos

Mexicanos, al grito de guerra

 

Por años se nos ha repetido una y otra vez en las aulas, clase tras clase, que somos la generación del cambio, que la revolución sin las armas, la reversión del cambio climático, la pulverización de la pobreza, la desaparición de la desigualdad, y la construcción de otro México caería sobre nuestros hombros. Hoy nos toca la gran tarea de construir de forma humilde, desde la vecindad, desde la calle, desde el barrio, las plazas, los parques y en las universidades, el lograr consensos barriales para ayudar a levantar a esta nación. Nuestras maestras tenían razón. Ya llegamos, estamos aquí.

Nos toca a todas y todos, de todas las edades, desde diversas generaciones, sin negar nuestra memoria histórica, desatar solidaridad hacia los más oprimidos. Nuestra guerra está declarada contra la impunidad, la injusticia, el extractivismo, los privilegios, la enajenación y el despilfarro.

 

Y los ecos sonoros resuenen

En el bajío hace eco la historia de un grupo de jóvenes comunes que pensaron en derribar los muros que ha construido la política contra la sociedad en general, es la historia de José Pedro Kumamoto Aguilar que hoy, sin soltarse,  con su plataforma solidaria y abierta están demostrando que nunca estuvo solo y ahora lo acompañan Cornejo, Montaño, Vale, Susana, Paola, Oswi, Masini, Susana, Gabriela, Del Toro, Castillo, Gorocica; gente de a pie, que seguro te los has topado cientos de veces en el camión, en eventos culturales, en marchas, foros, mítines, campamentos y protestas. 

Los hay en otros lados. Luces y chispas que están prendiendo el cerro que derrumbara otros muros, como en Jojutla, Carlos, un muchacho marcado por la violencia organizada y el #YoSoy132, líder en colectivo de la lucha por la protección de los derechos humanos en el entorno digital, y que busca hacer resurgir a su pueblo de los escombros y los estragos tanto de la corrupción como del 19/S. En el mero corazón de este país, una mujer de 29 años buscará ser Gobernadora de la Ciudad de México, Lucía Rojas quien también fue marcada por aquella generación de La Ibero que construyó aquel episodio en el que el actual Presidente se vio acertadamente criticado en la Universidad Iberoamericana durante la campaña presidencial de 2012, y que dio pie al llamado movimiento “Más de 132” y luego #YoSoy132. En Tabasco, un par de mosqueteros buscan iluminar el congreso en Villahermosa, porque es posible una política para las personas, ellos son Jacob y Alejandro. Armando Ishikawa junto con una plataforma de personas comunes buscar asestar con una bancada ciudadana al congreso Poblano.

 

Los convoca a lidiar con valor.

¿Qué tenemos en común? estamos cansados de la impunidad, el derroche y la simulación, sufrimos la política neoextractivista, y nos robaron nuestro futuro. Pero nos hemos organizado, hemos debatido por meses cual es nuestro papel en esta etapa de la historia. Nuestro deber biológico es construir un mundo en el que nadie se quede atrás. El 2012 nos marcó el camino, el espíritu de aquellas marchas sigue haciéndonos vibrar, pero ahora nos convocó a construir un liderazgo colectivo, a entender y digerir que lo que hacemos nos trasciende más allá de credos, ideas o filosofías, como diría un buen amigo: somos una pléyade para abrazar a la política.

 

 

 

¡Un laurel para ti de victoria!

 

Es tiempo de empezar a laborar para construir un mundo sin fronteras. La gran tarea es el todo. La política (como diría una persona que admiro) está perdida, pero no durará mucho, hay cada vez más personas dispuestas a exponer y reducir los privilegios de quienes trabajan en las instituciones para servirse, existen incluso dentro de las militancias en los partidos. De ello vendrá el triunfo con una alta política hecha desde el barrio, una democracia consiente hasta el instinto, organizada, participativa, donde la lógica marca que la vida es sagrada e inconmensurable. 

 

y retiemble en sus centros la tierra

 

Ya se escucha el crujido del suelo ¿puedes oírlo? se vislumbran destellos de luz ¿los alcanzas a ver? hay chispas por varios lados ¿sientes el calor? Son activistas, docentes, científicos, ciudadanas, vecinas y jóvenes cotidianos resurgiendo en tiempos indecentes para armonizar la política con la excelencia. Han alzado la voz, la mano, están ahí a tu lado, en la parada de autobús, en las aulas, en las marchas, denunciando, construyendo en colectivo. Pondrán su credibilidad, creatividad, conocimiento e integridad de por medio para recuperar lo que nos han quitado: nuestro futuro, el de todas y todos, ese donde no hay hambre, desigualdad, impunidad, sed, ni desempleo, ese donde la vida te permite involucrarte en lo público, en donde no hay circunstancias y la participación es opcional, pero sobre todo, posible.

Por: Frank Aguirre

*Politify