El director del FBI confirma que se investigan posibles nexos entre Donald Trump y Rusia en una investigación acerca de posible interferencia rusa en la elección presidencial del año pasado. | Politify

Facebook Twitter Instagram YouTube

El director del FBI confirma que se investigan posibles nexos entre Donald Trump y Rusia en una investigación acerca de posible interferencia rusa en la elección presidencial del año pasado.

Noticias
El director del FBI confirma que se investigan posibles nexos entre Donald Trump y Rusia en una investigación acerca de posible interferencia rusa en la elección presidencial del año pasado.

El director del FBI, James Comey, soltó toda la sopa acerca de la investigación que su agencia ha llevado a cabo desde el verano de 2016 sobre posibles nexos y coordinación entre personas asociadas con Donald Trump y autoridades en Rusia. Hizo su declaración en una audiencia ante el congreso estadounidense en la que no se revelaron muchos detalles ni se dijo cuánto podría tardar la investigación. Los del Partido Demócrata exigieron más información, contentos de ver confirmadas sus teorías conspiranóicas de una nueva Guerra Fría a la cual culpar por haber perdido la presidencia, mientras que los del partido Republicano exigen la cabeza de quien sea que esté filtrando información fuera de la Casa Blanca y dicen ser víctimas de espionaje.

Al parecer Donald está entrando en pánico, lo que se nota en su cuenta de Twitter. Antes de la audiencia, desde la cuenta oficial de la presidencia, Trump tuiteó que la NSA y el FBI le decían al congreso que no hubo interferencia rusa en las elecciones. James Comey también declaró como falsos estos tweets y que no había ninguna evidencia acerca de los reclamos del presidente por un supuesto espionaje que sufrió durante la campaña 2016.

Trump entonces recordó que desde el año pasado exigió que se investigue una supuesta conexión entre la campaña de Hillary Clinton y Rusia, a lo que oficiales de inteligencia responden que ya se sabe que Rusia hackeó la campaña de Clinton en favor de Trump.

Más tarde, como botellita de jerez, el presidente gringo se lanzó a Twitter para publicar un video editado de las declaraciones de James Comey en el que se retrata al expresidente Barack Obama como el verdadero villano que ahora ha sido injustamente exonerado gracias a los cuentos del FBI. Ese video también trata de aclarar que los rusos no intervinieron en la elección, valiéndole madre a Trump contradecir las investigaciones de sus propias agencias de seguridad y minando la credibilidad en su gobierno. 

Todo esto le sucede mientras su popularidad cayó abismalmente luego de dar a conocer el nuevo presupuesto que beneficia a la defensa y recorta programas para la población estadounidense en general. Hasta Arnold Schwarzenegger se burló en Twitter de los ratings malos de Trump y le preguntó qué esperaba cuando les quitó programas de apoyo y alimentación a la infancia a la gente pobre.

Trump parece atacar y culpar a todos, excepto a su novio Vladimir Putin.

*Politify